+1 (305) 491-4282

Coach Personal

17 Jul 2017

EL PODER DEL PENSAMIENTO SOBRE NUESTRAS EMOCIONES

 

El día de hoy quiero hacer una pausa para reflexionar sobre la importancia de nuestros pensamientos e ideas sobre nuestras emociones; pues es evidente que nuestra sociedad esta intoxicada con tanta información que ocasiona que se distorsione nuestro cuadro de valores y surjan pensamientos dañinos que posteriormente llegan a desencadenar enfermedades mentales y físicas.

Si me lo permites, quiero introducirte al concepto de un tipo de terapia que mientras más experiencia de vida tengo más entiendo su importancia y practicidad, se llama Terapia Conductivo Conductual; puede haber muchas variantes: Terapia Racional Emotiva, Terapia del Pensamiento Positivo, Terapia Multimodal, etc.

El fundamento es sencillo de entender, hasta lógico diría yo y es que si piensas en forma positiva con “pensamientos saludables”, es posible que puedas cuidarte y manejar mejor los desafíos que la vida te presenta día a día.

La terapia Cognitivo Conductual se basa en que detectes pensamientos desalentadores, tóxicos aquellos que te hagan SENTIR mal. A veces, estos pensamientos se llaman pensamientos irracionales o automáticos. Al detectarlos, aprendes a detener estos pensamientos y reemplazarlos por pensamientos útiles, saludables. Al principio es forzado pero luego se crea un hábito y logras encontrar soluciones a aquellas situaciones en donde te sentías paralizado.

Técnicas como la meditación, yoga, relajación de músculos o imágenes guiadas, evidentemente te aportarán más oportunidades para “reprogramar su mente”.

EJERCICIOS QUE TE AYUDARÁN A CAMBIAR LA FORMA DE PENSAR:

  1. -Pon atención a los pensamientos negativos o irracionales que tienes, aquellos que te distraen de tus actividades cotidianas, y que te hacen preocuparte o sentirte mal.

        -Es importante que los anotes para que te percates cuáles son y pongas más atención a ellos. SI   puedes crea tu “diario de pensamientos”, es decir diario anota tus pensamientos del día para hacer un seguimiento.

        -Ya que los hayas anotado, ordénalos del más estresante al menos estresante

       – Revisa el tipo de pensamiento que tienes (abajo te pongo una descripción de cada uno)

      -Cuando te “atrapes” pensando negativamente o irracionalmente, haz un alto total, si te es posible di en voz alta ¡alto! Busca u lugar privado para que no te de pena; con la práctica lograrás hacer un alto al solo pensarlo.

      – Reflexiona sobre tu pensamiento negativo; pregúntate si tu pensamiento es útil o no, pon atención a lo que te dices a ti mismo, tal ves lo que te dices a ti mismo puede ser cierto, o tal vez es parcialmente cierto. Una de las mejores maneras de ver si te estas preocupado demasiado, (en psicología le llamamos “pensamientos catastróficos”) es ver la las probabilidades, pregúntate ¿cuáles son las posibilidades, o probabilidades de que suceda eso malo que me preocupa?

         – Remplázalo con un pensamiento positivo e intenta crear otras alternativas para solucionar la situación. Esta técnica se le denomina –Irrupción del pensamiento-; practícala todos los días, que cuando menos te des cuenta automáticamente desecharas los pensamientos no deseados y te veras frente a un “arcoíris” de posibilidades.

  1. Invéntate un “mantra” o frase que te recuerde tu motivo de existir, tu misión en la vida y repítelo continuamente cuando llegue a ti un pensamiento no deseado. También puedes utilizar alguna imagen o amuleto.
  2. Utiliza frecuentemente, yo diría dos o tres veces al día, técnicas de relajación, por ejemplo, cinco veces inhala profundamente pensando algo positivo y exhala pensando que todo lo malo o negativo lo desechas con cada exhalación; puedes cerrar tus ojos por cinco minutos y poner música de relajación e imaginarte que estas en un lugar agradable y seguro; o simplemente cierra tus ojos, relaja tu cuerpo, y respira hondo y profundo.
  3. Haz tu propio “time out” (tiempo fuera) aprende a auto-calibrarte, date un tiempo para ordenar tus ideas, aléjate de la situación que te esta causando estrés y “enfríate” así te proteges de no caer en una “crisis emocional” de la cual te será mucho más difícil salir.
  4. Aprende a administrar su tiempo. Escribe listas de tus pendientes, jerarquízalos por orden de importancia, pon el tiempo aproximado que consideras te tomará realizar cada actividad, utiliza notificaciones para estar alerta del tiempo que estas utilizando, date momentos de recreación (tiempo libre) entre actividad y actividad, para descansar la mente y poder continuar enfocado. Esta de más decirte que apagues todos los sonidos de notificaciones de tus redes sociales pues al caer en ellas perderás total control de tu tiempo.

Debo aclararte que es muy importante que si te sientes deprimido o ansioso, es muy aconsejable que busques ayuda de un terapeuta o médico pues hay varios factores fisiológicos que podrían ser la causa de cómo te sientes.

TIPOS DE PENSAMIENTO

Existen varios tipos de pensamientos irracionales, aquí te dejo una lista de algunos para que te percates de los tuyos:

  1. Concentrarse en lo negativo, es como hacer un filtro. Filtras y eliminas lo bueno y te concentras sólo en lo malo. El “Debería” se apodera de ti… las personas, a veces, tenemos ideas establecidas sobre cómo “deberíamos” actuar. Si te escuchas decir que tu u otras personas “deberían”, “deben”, o “tienen que” hacer algo, entonces podrías estar preparándote para sentirte mal. Por ejemplo; “debo tener el control todo el tiempo o no puedo sobrellevar las cosas”, la realidad es que no esta mal querer tener algo de control sobre las cosas que puedes controlar, pero seguramente te causará ansiedad si te preocupas de cosas que no puedes controlar.
  2. Generalización Exagerada. Es tomar un ejemplo y decir que es cierto en “todos” los casos. Presta atención a palabras totalitarias como:
    1. Nunca, siempre
    2. Todo, nada

         Se le conoce también como pensamiento todo o nada o blanco y negro.

  1. Pensamiento catastrófico. Esto significa suponer que suceda lo peor. Este pensamiento irracional a menudo incluye preguntas del tipo “qué sucede si”….

Para finalizar, te comparto el enlace que te llevara a un documental en el que el medico e investigador japonés Masaru Emoto explica tu teoría sobre el Poder del Pensamiento en las Emociones. El punto esencial de la teoría de Emoto consiste en que “El pensamiento humano, las palabras, la música, las etiquetas en los envases, influyen sobre el agua. Si el agua lo hace, nosotros que somos 70-80% agua nos comportarnos similarmente.

“ Lo interesante no es lo que las demás personas

nos hagan, nadie nos hace nada malo ni bueno,

lo interesante son nuestras actitudes

ante las cosas que nos hacen los demás”

 

Psicólogo-educación y Coach Erika Monroy .

 

Leave a Reply