+1 (305) 491-4282

Coach Personal

18 Jun 2017

La inigualable función del padre vs madre

/
Posted By
/
Comments0

   Elevemos día a día la importancia y función del padre dentro de nuestras familias, ofrezcamos oportunidades para que se acerquen de la forma que ellos sean capaces (poco a poco con práctica mejorarán), aplaudamos los pequeños momentos de intimidad que crean con sus hijos, rompamos estereotipos donde al padre se le considera distante emocionalmente y se le da solo la función de abastecedor y autoridad; ofrezcamos momentos para que logren empoderarse a través de la relación que crean con sus hijos. !Nuestra sociedad lo necesita con urgencia!

La inigualable función de un padre 

Las funciones del padre y de la madre son totalmente diferentes y el hijo necesita a los dos para su equilibrio: ella introduce al hijo en el mundo de los afectos, en la esfera íntima; él le proporciona independencia, le abre al mundo exterior.

La diferencia entre el padre y la madre la notan incluso los bebés. Un experimento en Israel mostró que los niños prematuros ganaban peso más rápidamente cuando eran visitados por el padre. El padre da un aliento psicológico al hijo, que él nota.

En otra investigación, psiquiatras mostraron que los niños, cuando perciben la presencia del padre, encorvan la espalda y las cejas de una forma especial porque intuyen que los va a cargar él, y notan que él los carga de una manera diferente a la de su madre.

¿Y los padres o las madres que están obligados a educar a sus hijos sin el otro, a causa de una separación, una muerte,…?

Los padres que lo hacen solos no lo hacen mal en la medida en que sean conscientes de que no vale sólo la educación materna o sólo la paterna. Si hay uno solo tendrá que desempeñar un poco las funciones del otro. Porque la educación paterna y la materna son diferentes y hay que sustituir la ausencia, también puede ser a través de otra persona: un tío, un amigo, abuelo… Sin embargo es importante no confundir que el rol que un padre realiza en el desarrollo pisco-emocional del hijo es insustituible.

¿Concretamente cuál es la aportación de la madre y cuál la del padre?

Cuando la madre está sola con el hijo se tiende a crear una relación de pareja de la madre con los hijos. Su amor y su neuroquímica cerebral es tan fuerte, que es capaz de darlo todo. Esa relación es insana y mala para el hijo o hija, que necesitan autonomía.

El padre viene a separar ese binomio. El padre, al romper la relación tan íntima, dota de libertad.

Da libertad para que el hijo se identifique como ser independiente y autónomo, ya que una relación así es limitadora para el hijo, ella quiere prolongar la relación uterina hasta siempre y por eso tenemos adultos con una relación enfermiza. Y da libertad también a la madre, que puede acabar siendo esclavizada.  Esto ocurre en madres de distintas culturas y niveles sociales, es algo biológico.

También es bonito saber que el padre acerca al hijo a la realidad, a la realidad auténtica, no la virtual en la que la madre le mete para que no tenga sufrimiento o dolor.

Por otra parte, el padre tiende a tener una relación más de dilación: da mayores tiempo de espera y no la satisfacción mediata. Así el hijo aprende un autocontrol, aprende que no todo se consigue al instante. Y aprende empatía: si sufre hambre, frío,… puede comprender a quien las sufre.

Las madres tendemos a controlarlo todo sobre los hijos: los amigos, cómo cruzan la calle, cómo visten,… mientras que los padres son muchos más arriesgados, amplían el horizonte de los hijos, les dan autonomía.

Hoy te invito a hacer una reflexión muy profunda del papel de la madre/mujer para fortalecer o debilitar el ROL DEL PADRE dando como consecuencia una alarmante elevada ausencia física del padre en nuestra sociedad. Y es que pareciera que hemos confundido la igualdad de género con la “igualdad entre la función del padre y madre”. La lucha de la mujer por lograr unos derechos y un lugar en la sociedad ha desembocado en ocasiones en una relegación del padre. Muchos creen que el hombre con los hijos es torpe, que lo hace todo mal, dando como consecuencia la ausencia física y/o emocional del padre.

¿Cómo se puede potenciar la paternidad?
 
El papel del padre es esencial y su valoración depende mucho de la propia esposa/madre. Cuando ella valora la actuación del hombre, cómo hace las cosas en la casa, el hombre se implica más.

Normalmente la mujer le tacha de torpe porque no hace las cosas como ella las hace. Muchos temen que les tachen de tiranos, hay miedo a ejercer la paternidad.

Es cierto que antes había un modelo machista en el que el hombre a menudo sólo controlaba lo económico y los resultados académicos, pero no por ello debemos desechar lo positivo de la paternidad, como la capacidad de poner normas, imponer disciplina y límites. Al mismo tiempo hay que aprovechar los rasgos más actuales de la paternidad, como la mayor implicación emocional del padre.

Hay que respetar el estilo de actuación del hombre, que es masculino, y que complementa al de la mujer.

Cuando una se da cuenta de esto, la mujer gana libertad, los hijos ganan un padre y la pareja gana una confianza, un diálogo.

                               -Los padres no son madres defectuosas, sino padres-

Leave a Reply