+1 (305) 491-4282

Coach Personal

25 Abr 2017

Los Riesgos de Vestir a los Niños como Adultos

Algunos inconvenientes de vestir a nuestros hijos como adultos

Se encuentra tres factores que psicológicamente pueden afectar a tu hijo

1. Demasiada preocupación por su apariencia física:

Estamos enviando el mensaje continuo de que la apariencia física es más importante que otras acciones como pueden ser: jugar o comer un helado disfrutando de un atardecer.

2. Distanciamiento de su infancia:

Los niños se ven identificados con personas mayores. Sus iguales, la gente que viste como ellos tiene 20 o 30 años. Por tanto, las actividades que imitan y pretenden conseguir se asemejan a adultos olvidando en algunos aspectos su niñez y “creciendo demasiado rápido”.

3. Algunos casos hipersexualización.

En el 2001 se define por primera vez el concepto de hipersexualización infantil como “la sexualización de las expresiones, posturas o códigos de la vestimenta considerados como demasiado precoces”. En este informe se condena el uso y la sexualización de los niños, y en especial de las niñas como medio para vender determinados productos que van desde juegos, comidas, muñecas, ropa, hasta casas, coches, joyas, viajes, etcétera. Esta sexualización resulta, además de excesivamente precoz, innatural e insana para su desarrollo.

En el 2007 la Asociación de Psicología Americana (APA) publica un documento a través del cual se denuncia la tendencia a sexualizar a los niños y niñas en las sociedades del siglo XXI. Tanto los productos, como los medios destinados al público infantil emplean de un modo perverso el erotismo y el valor sexual como factores definitorios. Al hacerlo se transmite un peligroso mensaje a los niños y a las niñas, se les muestra que dicho erotismo puede proporcionar grandes beneficios sociales. Lo trágico es que el mensaje poco a poco cala hondo en la mente de los niños y las niñas y se transforma en una fuerte creencia. Los niños y las niñas creen que para tener éxito social tienen que ser sexualmente atractivos.

Leave a Reply